Domo Bachué

Todas las civilizaciones a lo largo de la historia humana han tenido la necesidad de dar explicación a los fenómenos naturales, entre esos, la aparición del humano en la tierra. Las tribus de origen chibcha tejieron una historia que, para ellos, explicaba el origen de la humanidad, es así como nace el mito de Bachué, considerada madre de la humanidad y diosa de la fertilidad.

Alguna vez, el frío y gris paisaje de la laguna de Iguaque se tomó de colores reflejados de los rayos del sol y la niebla, que siempre cubría el lugar, se dispersó y el silencio fue perturbado por el cantar de las aves que anunciaban un gran acontecimiento. De las aguas de la laguna emergió una resplandeciente luz, allí apareció Bachué, una mujer de cabello largo y esbelta que cargaba en su brazo derecho a su hijo de tres años, Iguaque.

La diosa bajó de las montañas hacia la planicie donde construyó la primera choza y donde, posteriormente, se constituiría el pueblo de Iguaque. Cuando Iguaque creció, Bachué se caso con él, siendo ese el primer casamiento chibcha.

Rápidamente, Iguaque y Bachué poblaron la tierra, la fertilidad de Bachué era tanta que en cada parto tenía de cuatro a seis hijos. La pareja viajó por todas partes y dejaron hijos en cada lugar que visitaban y así empezaron a surgir las poblaciones.

Cuando Bachué consideró que la tierra estaba lo suficientemente poblada, junto con Iguaque, regresaron a la laguna y llamaron a todos sus descendientes. Allí Bachué dio sus últimas palabras, luego, juntos, se acercaron a la laguna, se convirtieron en serpientes y se sumergieron en el agua. Bachué se convirtió así en la diosa de la fertilidad de los campos reflejando la importancia de la mujer en la familia, la sociedad matriarcal y la política muisca.

Detalles

Los precios comienzan en: $300,000 por noche

Disponibilidad

Formulario de reservación

Los campos necesarios están seguidos por *



Reserva de 1 alojamientos disponibles.

Domo Bachué está disponible para las fechas seleccionadas.